“El político piensa en la próxima elección; el estadista en la próxima generación”

Poco más creo que debo añadir a esta frase de Otto Von Bismarck… Dejaría el resto de esta entrada vacía…

Creo que si todos reflexionamos sobre esta frase, entenderíamos la importancia de pensar en el presente, sí, pero “con balcones” al futuro.

En situaciones como la actual, creo que es aún más importante para la Universidad Rey Juan Carlos, tranquilizar los ánimos, pararse a pensar, discutir proyectos académicos, consensuar ideas y aplicarlas, pensando en “la próxima generación”.

Alejémonos, pues, de políticos, de malos políticos, diría yo; no caigamos de nuevo en el cortoplacismo de vencer en unas elecciones (las del 15 de febrero); huyamos del personalismo, tantas veces generador de caudillismos siempre estériles y negadores de los deseos de la mayoría…

Los candidatos que se presenten, estoy seguro de ello, serán conscientes de que, después de estas elecciones anticipadas, hay que GOBERNAR, hay que tomar decisiones que van a afectar a un colectivo muy numeroso de personas, entre estudiantes, profesores y personal de administración; decisiones que repercuten no sólo en nuestra comunidad universitaria, no lo olvidemos, sino también, al menos, en la sociedad madrileña y española, ante las cuales también somos responsables.

Unos candidatos que, consensuando proyectos y personas, deben ser capaces de pensar en el futuro, de planificarlo, respetando las diferencias y aunándolas en un proyecto común compartido, coherente y sostenible académica y socialmente; que puedan ser nuestros representantes ante las instituciones públicas para defender nuestras necesidades institucionales, que no son pocas…

Busquemos, como Sócrates buscaba la verdad, y la virtud, sin descanso…

Busquemos y, entre todos, estoy seguro, encontraremos el proyecto de universidad que queremos, que deseamos la inmensa mayoría… que todos nos merecemos.

¿Has visto el nuevo post del blog?

Ante un nuevo paso de las musas al teatro

CERRAR
Mejora la URJC